Novedades en nuestro blog

La delgada línea entre las compras y ventas
16
Julio

La delgada línea entre las compras y ventas

por María Jesús Diez | Artículos

Si, la delgada línea de comprar y vender.

Si lo que comemos es lo que somos, lo que compramos es lo que vendemos.

Parece lógico, ¿verdad? La realidad es que a día de hoy sigo viendo en empresas procesos estancos y aislados de adquisición y procesos de venta descentralizados, lo cual, da lugar al temido concepto de Rotura de Stock o lo que es lo mismo “Venta pérdida”.

En momentos de crisis o momentos en donde tenemos que agudizar nuestro ingenio para maximizar nuestras ventas recurrimos (porque ha llegado para ayudarnos) a la tecnología.

Hoy, son muchas las plataformas (algunas más económicas, otras más caras), que nos ayudan justamente a crear una planificación de compra inteligente en base al comportamiento de nuestros clientes.

Si bien es cierto que esta frase pueda parecer comercial, la verdad es que es una realidad tangible en donde gracias a tecnologías actuales, en menos de dos ó tres semanas, podemos “tener” una claridad de qué debemos de comprar (la decisión final siempre será del comprador) en base a algoritmos predictivos que predicen a nivel de material qué van a comprar nuestros clientes con un índice de acierto deslumbrante, muy próximo a la realidad.

Siempre animo a nuestras empresas a realizar PoC (pruebas de concepto) o MVP (mínimo valor de producto) para poder comprobar de primera mano el potencial del mundo predictivo y como se reducen las roturas de stock (entorno 5-10%) y lo más importante, con un coste de inversión muy bajo.

Pero, aprovechando el momento que vivimos de “revolución digital” y de búsqueda de mejorar nuestros negocios, siempre se quiere más! ¡Queremos más!

Ese siempre “se quiere más”, se traduce en:

  • Sacar el máximo partido de mis proveedores, en términos de servicio y en términos económicos.

  • Reducir el coste administrativo para enfocar a las personas (empoderar) a tareas que aporten más valor.

Volvemos a la línea de partida, “la delgada línea de las compras”, si, porque proveedor y cliente realizan el mismo proceso que es “vender mercancía”. Entonces, porque las compras de las empresas son procesos estancos de las ventas de nuestros proveedores? error! Estamos perdiendo fuerza, mucha fuerza no involucrando a los proveedores en nuestros procesos de compra.

¿Y por qué?

Porque gracias a las herramientas colaborativas entre cliente y proveedor, reducimos el riesgo en varios factores, como:

  • Tener centralizado los procesos de compra en un punto único

  • Saber en todo momento dónde está la mercancía (si la mercancía no llega sabes dónde ha estado el problema y qué ha sucedido!)

  • Delegar en el proveedor la responsabilidad de digitalizar la entrega en forma y tiempo (análisis de servicio)

  • Las facturas se pueden reciben directamente del proveedor, no es necesario registrarlas manualmente

  • Analizar a nuestros proveedores

  • Información en tiempo real bidireccionalmente

  • Reducir tareas administrativas manuales y repetitivas que no aportan gran valor Centrémonos en lo que es importante.

Pero voy un paso más allá. Os imagináis un portal en donde podáis ver un análisis de riesgo de proveedor tanto operativo, como de calidad, como de otros indicadores de RSC que os hagan ver la seguridad y fiabilidad de compra? e incluso poder encontrar proveedores alternativos con seguridad?

Si, eso existe, es real y muchas empresas se han dado cuenta del riesgo que conlleva que un proveedor no pueda suministrar mercancía y el riesgo que conlleva no tener un plan B, si, otros proveedores que nos permiten no romper la cadena de suministro.

Estos portales que nos aportan visibilidad, control, análisis y seguridad de compra nos permiten además, plasmar la estrategia de compra, como puede ser:

  • Conseguir descuento por volumen de compra

  • Crear subastas para reducir el también el volumen de compra

  • Certificar a nuestros proveedores en términos de calidad

  • Crear Contratos digitalmente para realizar procesos de compra

Estos portales son una realidad, y el beneficio que se obtiene usándolos es exponencial. El uso de ellos es la nueva manera de comprar, el uso en su máximo esplendor de “la delgada línea de compra y venta”

Perfecto, ya tenemos nuestra cadena de suministro optimizada, efectiva y eficiente, cuál es el siguiente paso a la hora de maximizar nuestras capacidades?

Se trata de tener almacenes lo más optimizados posibles.

Aquí se abre un abanico de multitud de procesos a comentar, os enumero algunos puntos clave e importantes:

¿Tus ubicaciones están bien dimensionadas?

¿Cuánto se tarda en ubicar la mercancía desde que entra en el almacén hasta que se coloca?

¿Sabemos exactamente en qué ubicación tenemos que depositarlo?

¿Esa ubicación cuánto espacio tiene disponible?

¿Los materiales de la ubicación o los próximos son parecidos?

Si os pregunto ¿dónde está el material X? ¿Cuál es su trazabilidad?

¿Están las ubicaciones cerca de las salidas para tener un rendimiento mayor a la hora de suministrar el material?

Y uno de los puntos importantes, ¿cómo de efectivos son los empleados? Hay problemas que le hacen disminuir el rendimiento?

¿se tiene el almacén bien dimensionado para saber cuánto personal es necesario y en qué horario para dar cobertura a todos los pedidos de cliente?

Puntos importantes que os harán pensar, y os dejo una pregunta: ¿sabéis si vuestro almacén está optimizado al máximo posible?

María Jesús Diez

Directora Extended Operations & Logistics

Buscar post:


Categorías



Artículos relacionados:

Escríbenos

Close

Rellene el siguiente formulario y nos pondremos en contacto.